Teniendo en cuenta el tamaño, naturaleza y escala de las actividades que lleva a cabo atl Capital y los productos que ofrece a sus clientes, la entidad promueve criterios de inversión socialmente responsable y las siguientes prácticas sociales y de gobernanza en materia de sostenibilidad:

Existe un Comité de Sostenibilidad, formado por nuestro presidente ejecutivo, nuestro socio-director de inversiones de la SGIIC y otros responsables de área. Se reúne con periodicidad trimestral y, en base a las expectativas que tienen sus miembros y a la visión estratégica de la compañía, decide sobre las principales responsabilidades en materia de sostenibilidad, las cuales se describen a continuación:

  • Desarrollo, implementación y supervisión de los planes establecidos y a establecer en lo referente a la sostenibilidad.
  • Identificar, evaluar y monitorizar los riesgos ESG, tanto a nivel entidad como a nivel de las inversiones de las IIC y los clientes.
  • Continuo seguimiento e impacto de las novedades regulatorias en materia ESG.
  • Implantación de la cultura ESG en toda la compañía para que se encuentre perfectamente alineada con la visión estratégica de la misma, basándose en la responsabilidad individual de cada empleado y conjunta de toda la entidad.

Miembros del Comité de Sostenibilidad

Jorge Sanz

Presidente ejecutivo del grupo atl Capital

Ignacio Cantos

Socio-director de inversiones SGIIC

Marta Nimo

Directora Dpto. Jurídico

Florencia López

Directora Control de Riesgos

Beatriz Hernández

Análisis y selección de fondos, especializada en ESG

Judit Marqués

Responsable RR.HH.

Víctor Torres

Control de Riesgos

El próximo objetivo de atl Capital es desarrollar la estrategia de productos para adaptarla y tener en cuenta las nuevas preferencias de sostenibilidad de los inversores, las cuales serán recogidas en el test de idoneidad.

La entidad actualmente no está teniendo en cuenta las principales incidencias adversas en las decisiones de inversión sobre los factores de sostenibilidad. No obstante, promueve criterios de inversión socialmente responsable. Además de criterios financieros, se siguen criterios ambientales, sociales y de buen gobierno:

 

  1. Criterios medioambientales: actividades económicas que contribuyan a la mitigación del cambio climático (fomento de energías renovables, reducción de emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero), uso sostenible de los recursos naturales, prevención de la contaminación, gestión y tratamiento de residuos.

2. Criterios sociales: fomento del respeto a los derechos humanos y que contribuyan a luchar en favor de la igualdad, derechos laborales, políticas de alfabetización, educación, mejora de la calidad de vida y de la salud, que impulsen la cohesión e integración social y el desarrollo de las regiones más desfavorecidas.

 

3. Criterios de gobierno corporativo: promoción de un robusto gobierno corporativo, cuyos equipos directivos tengan capacidad para limitar los eventos que pueden afectar en el corto plazo a la evolución y reputación de la compañía. Asimismo, entidades que promuevan el gasto en I+D, que favorezcan la diversidad del consejo y la plantilla, que velen por la protección de datos, que se sometan a auditorías internas y externas, que hagan una gestión eficiente de los riesgos y que tengan implementadas políticas de transparencia en cuanto a la remuneración, control y propiedad de la empresa.

 

Para el cumplimiento de los criterios de inversión socialmente responsable antes mencionados, la Gestora realiza un análisis agregado de las inversiones, de tal manera que ve el impacto conjunto de las mismas. Para ello, a la hora de realizar las inversiones, se tendrán en cuenta los siguientes criterios, adaptados a los diferentes tipos de activos:

 

  • CRITERIOS EXCLUYENTES: exposición inferior al 10% de la cartera directa e indirecta de la IIC en activos relacionados con la producción de armas controvertidas (minas anti-persona, bombas racimo, armamento químico o biológico…), pornografía, el juego, alcohol o tabaco o que en su actividad causen un daño medioambiental extremo, sin adopción de medidas de remediación.
  • CRITERIOS VALORATIVOS:
  1. Para inversiones de renta fija privada y renta variable, tanto de forma directa como indirecta:

(a) LA LUCHA CONTRA LA POBREZA Y LA DESIGUALDAD: Se invertirá en empresas cuyas políticas favorezcan empleos sostenibles, el acceso a diversos productos y servicios financieros de calidad, el acceso a productos de higiene y cuidado personal y promuevan la igualdad.

 

(b) LUCHA CONTRA EL CAMBIO CLIMÁTICO Y PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE: Se invertirá en empresas que apoyen la mejora y cuidado del medio ambiente, promuevan la lucha contra el cambio climático y la contaminación, promuevan el uso racional de los recursos naturales y el tratamiento de residuos y estén comprometidas con la reducción de emisiones contaminantes y con el        desarrollo y la inversión en energías limpias.

 

(c) PROTECCIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS Y LABORALES Y EL CUIDADO DE LAS RELACIONES CON LOS EMPLEADOS: se invertirá en empresas que promuevan iniciativas que aboguen por el respeto de los derechos humanos y la promoción de la dignidad de las personas. Asimismo, se seleccionarán empresas conscientes de la importancia del desarrollo de las relaciones con sus empleados, que fomenten la igualdad de género, la salud y seguridad en el trabajo y la continua formación de los empleados.

 

(d) RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA EMPRESA Y DEFENSA DE LAS PRÁCTICAS DEL BUEN GOBIERNO CORPORATIVO: Se invertirá en empresas que  cumplan con los estándares internacionales de Gobierno Corporativo, como son la independencia de los consejeros o la paridad en el órgano de administración.

 

2. Para inversiones en renta fija pública, tanto de forma directa como indirecta:

 

  • En el ÁMBITO AMBIENTAL: se tendrá en consideración el porcentaje de energía renovable y emisiones de dióxido de carbono por PIB (índice ONU).
  • En el ÁMBITO SOCIAL: se tendrá en consideración el nivel de desarrollo humano atendiendo al índice de la ONU.
  • En el ÁMBITO DE BUEN GOBIERNO: se atenderá al índice del Banco Mundial.

Tanto para la inversión directa como indirecta a través de IIC, la entidad aplica una metodología de selección de inversiones consistente en hacer una media de la puntuación ASG otorgada por Morningstar a cada activo, la cual se compara con la puntuación ASG, otorgada también por Morningstar, del índice de referencia de cada IIC, en caso de que lo hubiera.

 

Los elementos vinculantes son:

 

  • Exclusiones
  • Puntuaciones ASG de Morningstar
  • Controversias severas
  • Emisiones de CO2
  • En el caso de la selección de IIC, se analiza si éstas cumplen con artículo 6, 8 o 9 de la SFDR.

Los procedimientos descritos para la promoción de las características ASG indicadas aplican con carácter general a todas las inversiones, a excepción de los instrumentos derivados, inversiones para las que no haya datos, así como para la gestión de la liquidez, si bien estas excepciones no llegarán en ningún caso al 50% de la cartera.