Nivel de riesgo de las inversiones

Riesgo de las inversiones

El riesgo es algo que existe en todos los factores de nuestra vida: cambiar de trabajo, casarte, divorciarte, invertir, qué carrera estudiar, comprar un piso, comprar una segunda vivienda o, incluso, avalar a un hijo.

Por alguna razón, la aversión al riesgo del inversor español en materia financiera es mucho más alta que para otros factores de la vida como los anteriormente enumerados. A menudo, los inversores hablan de “jugar en bolsa” o “invertir en vivienda”. Los mercados financieros, efectivamente, tienen riesgos, pero no son un juego. Del mismo modo, que no lo es comprar una vivienda. Y en ambos casos asumimos riesgos.

¿Cuáles son los riesgos de la inversión financiera?

Los riesgos que un inversor debería contemplar con independencia de su perfil de riesgo son, fundamentalmente, cuatro:

• De mercado o de precio: se refieren a las variaciones que sufrirá el activo por motivos propios del mismo o más genéricos de la economía. Por ejemplo, una compañía podría ver reducida su valoración en bolsa por una noticia negativa que le afecte, o todo un sector podría verse afectado por una nueva regulación.

• De emisor: no es lo mismo prestarle dinero a una entidad grande que a una más pequeña. De hecho, la de mayor riesgo deberá pagar una prima de emisión, por lo que lo más lógico sería que los inversores optaran por aquella que tenga menor riesgo.

• Riesgo de liquidez: es la capacidad que tiene un inversor para poder vender su activo sin que éste sufra pérdidas considerables.

• Riesgo de cambio: puede ocurrir que nuestro plan de pensiones, fondo de inversión o nuestras acciones estén referidas en una divisa extranjera y que, por tanto, también nos veamos afectados por la fluctuación que ésta pueda sufrir respecto al euro, entendiendo que es un inversor español.

¿Cómo se mide el riesgo de un activo financiero?

En los activos financieros, podemos medir el riesgo que un inversor asume y, por lo tanto, tomar decisiones de inversión acordes al perfil de riesgo inversor que tenga cada uno. Los instrumentos financieros miden el riesgo que representan para el inversor mediante la volatilidad.

Qué es la volatilidad de los activos financieros

La volatilidad mide la dispersión del precio de un activo para un tiempo concreto con respecto a su precio medio. Y el tiempo es importante, puesto que, para una misma dispersión, la volatilidad será mayor si el tiempo es menor. Supongamos que dos fondos de inversión, planes de pensiones, o cualquier otro instrumento financiero pueden ofrecernos el mismo retorno en el mismo horizonte temporal, y, sin embargo, el camino que recorren puede ser muy distinto por la volatilidad que tiene cada uno de ellos.

Perfiles de riesgo como inversor

Es muy importante que un inversor sea consciente de su perfil de riesgo, a la aversión que tiene a este, y las rentabilidades a las que puede optar. En ocasiones, los inversores pretenden no asumir riesgo y optar a grandes rentabilidades. Sea consciente de que eso no es posible y huya de quien le diga lo contrario, porque, posiblemente, esté siendo víctima de un engaño. El binomio rentabilidad-riesgo siempre se cumple y quien le ofrezca más de esto será a costa de asumir un riesgo mayor.

Las empresas dedicadas al asesoramiento financiero suelen tener cuatro o cinco perfiles de inversión. Los nombres pueden variar en cada una de ellas, pero siempre deberán hacerle rellenar un cuestionario para identificar su perfil de riesgo, denominado test de conveniencia e idoneidad de las inversiones.

En el perfil se influyen varios factores, a saber:

• los conocimientos financieros y la experiencia en el sector
• la facilidad psicológica de asumir pérdidas
• la capacidad económica para aguantarlas

Procure establecer una estrategia de inversión y sea fiel a ella. No se deje llevar en los momentos de euforia para convertirse en el más arriesgado de los inversores, ni pase a ser el más preservador en los de pánico. Es necesario que asuma riesgo en las inversiones del mismo modo que lo hace en otros factores de su vida. No olvide que no invertir también es una decisión de inversión a tasas negativas por el efecto de la inflación.

Pedro Santos es experto en mercados financieros.