Fondos de inversión alternativa

fondos-inversion-alternativa

¿Qué son los fondos de inversión alternativa?

Los fondos de inversión libre también se conocen como fondos de inversión alternativa o hedge funds. Son productos financieros que tratan de obtener una rentabilidad positiva en cualquier entorno de mercado. La idea se basa en intentar descorrelacionarse de los movimientos de los mercados, es decir, adoptar una posición neutral frente a éstos para poder obtener retornos positivos en los momentos negativos de mercado.

En general, los fondos de inversión alternativa son productos poco líquidos, con una opacidad importante ya que no se suele conocer con exactitud las estrategias que siguen ni su composición. Los fondos de inversión alternativos están dirigidos a inversores cualificados a los que, además, se les exige una aportación inicial de 100.000 euros.

¿Qué tipos de inversión alternativa existen?

Los principales activos alternativos y vehículos de inversión que podemos encontrar son los referentes a la energía renovable, activos inmobiliarios, private equity, hedge funds y fondos de retorno absoluto:

– Renovables: son activos que están tomando importancia dentro de la inversión alternativa. Cada vez hay más conciencia en la población en dar importancia al cambio climático y este tipo de energías respetuosas con el medio ambiente.

– Inmobiliario: es un activo muy consolidado en las carteras, tanto de inversores particulares como de institucionales. Es importante mencionar que este sector ha alcanzado una madurez, por lo que encontramos algunas alternativas como las residencias de estudiantes o de ancianos, que aprovechan tendencias actuales como el envejecimiento poblacional.

– Private equity: son fondos que se basan en adquirir participaciones en empresas no cotizadas para servirles de fuente de financiación y que la capacidad del equipo gestor sirva para hacer crecer dichas compañías. Este tipo de inversión se caracteriza por su horizonte de largo plazo y su falta de liquidez.

– Hedge funds: son fondos que no tienen límites en cuanto a tipos de activo, diversificación o endeudamiento. Son productos poco líquidos y que suelen tener un riesgo alto debido a la libertad de actuación del gestor.

– Retorno absoluto: también conocidos como absolute return. Son fondos de inversión que suelen tener un objetivo de rentabilidad marcado con una volatilidad limitada. Estos fondos siguen diversas estrategias, tomando posiciones relativas en activos tradiciones como la Renta Fija o la Renta Variable, que proveen diferentes grados de exposición a mercado, siendo las más habituales “equity market neutral”, “long/short equity”, “multi estrategia de renta fija y divisas”, etc… Hay que tener en cuenta que estos fondos están regulados por la normativa europea UCITS (The Undertakings for Collective Investment in Transferable Securities Directive), marco regulatorio con requerimientos de protección al inversor.

¿A quién están dirigidos los fondos de inversión alternativa?

Como norma general, los fondos de inversión alternativa están dirigidos a perfiles profesionales o de banca privada, debido a la complejidad de los productos y a las inversiones mínimas. Por otro lado, estos perfiles tienen que tener un horizonte temporal de largo plazo debido a que este tipo de inversiones tienen una iliquidez por naturaleza de entre 8 y 10 años.

Cada vez hay más clientes particulares que buscan inversiones de este tipo, ya que aportan descorrelación a las carteras. Además, al ser productos ilíquidos, no fluctúan diariamente con los acontecimientos de los mercados. No obstante, la recomendación es que este tipo de inversión no suponga un porcentaje elevado de la cartera total, sino que represente una parte que no se vaya a utilizar en el largo plazo debido a la poca liquidez y al riesgo.

jacobo-sitgesDaniel Flores es experto en mercados financieros.