Cómo gestionar el patrimonio de mi familia

¿En qué consiste la gestión de patrimonios? La importancia del asesor financiero

La gestión del patrimonio consiste en organizar, a través de la inversión, los recursos presentes y futuros de una familia, con el objetivo de que, llegado el momento, pueda cumplir con los objetivos financieros marcados. Para ayudar a la construcción de la estrategia, su implementación y posterior seguimiento, contar con asesores financieros especializados es la mejor decisión.

Cómo gestionar mi patrimonio familiar

La primera idea que debemos tener completamente clara a la hora de hablar de gestión patrimonial familiar, es que el patrimonio está al servicio de las necesidades y objetivos financieros de la familia y nunca al contrario. Parece evidente, pero en la práctica hemos visto multitud de ejemplos que han roto esta premisa.

Por tanto, para una correcta gestión del patrimonio familiar, la primera tarea será definir una estrategia casi más vital que financiera, en la cual incluimos una correcta planificación de los acontecimientos que pueden suceder en distintos momentos temporales.

Esto nos permitirá clasificar los mencionados objetivos familiares en tres grandes grupos, siempre en función de esos horizontes temporales.

La planificación financiera del patrimonio familiar

De una manera muy poco sofisticada, pero tremendamente visual, la planificación financiera del patrimonio familiar la podemos llamar “teoría de las cajas”:

Caja 1: objetivos de corto plazo, inferiores a 2 años desde el momento actual
Caja 2: situaciones a resolver entre el año 2 y el año 10
Caja 3: objetivos claramente situados en el largo plazo

Parece evidente que sería un grave error, a pesar de las modas o tendencias, invertir la Caja 1 en acciones de compañías tecnológicas, así como mantener en cuenta corriente la cantidad destinada para la Caja 3. Al final, como en esto no hay magos ni gurús, tanto el plazo como ubicar cada euro presente y futuro en la caja correcta, es la única garantía de éxito.

¿Quién debe gestionar mi patrimonio familiar?

Una vez tenemos definido el plan financiero para el patrimonio familiar hay que acudir a la oferta de inversión: cuentas corrientes, depósitos, renta fija, fondos de inversión, inmobiliario, renta variable, private equity, venture capital, y un sinfín de etcéteras engrosan la oferta de productos financieros. Para discriminar qué es lo apropiado y en qué medida, contar con la ayuda de equipos especializados en la gestión patrimonial familiar a nivel global es fundamental. Nada ni nadie es la panacea, pero las probabilidades de éxito son mayores cuando incluyes al inicio de la estrategia una correcta Planificación Financiera y Fiscal, ubicación de cada euro en el tiempo, la asignación de un adecuado perfil de riesgo y la búsqueda del activo y producto adecuado para los mismos.

Una vez que tenemos todo organizado (que no es poca cosa), llega la tarea del seguimiento. Todos sabemos que la vida es cambiante, y que por tanto las estrategias a implementar en cualquier ámbito de la misma (la gestión del patrimonio no es menos), deben tener cierta flexibilidad. Conocer si la base de la organización continúa siendo la misma o se ve alterada, es lo principal que debemos saber a la hora de plantear cambios o tomar decisiones de inversión. Y quizá sea este el pilar sobre el que descansa la mayor importancia de contar con asesores financieros globales. Personas que conocen las historias de las familias de primera mano, que cubren la totalidad de la estrategia y preparados parar recomendar en cada caso lo que mejor se ajuste a esos objetivos.

jaime-zumalacarreguiJaime Zumalacárregui es experto en asesoramiento patrimonial