Banca privada para Grandes Patrimonios

grandes-patrimonios

La Banca Privada es un servicio especializado y profesionalizado, dedicado al asesoramiento financiero y gestión del patrimonio de cualquier persona, tanto física como jurídica, con un patrimonio elevado.

¿En qué consiste la banca privada?

El objetivo final de cualquier Banca Privada es realizar una estrategia de inversión planificada (análisis y estructuración de su patrimonio) basada en los objetivos y necesidades personales del cliente, o lo que es lo mismo, un Business Plan financiero.

Para ello se necesitará conocer al cliente en profundidad, ya que cuanto más conozcamos la casuística, más exacta podrá ser la recomendación de inversión.

Cómo gestiona grandes patrimonios la banca privada

Uno de los puntos más importantes será conocer el motivo del ahorro de nuestro cliente, es decir, sus objetivos financieros. Aquí encontramos multitud de variantes, desde el ahorro para la educación de los hijos, la compra de una segunda vivienda, la planificación de la jubilación, o simplemente la necesidad de incrementar el patrimonio para futuros herederos. En cualquiera de estas casuísticas se tendrá en cuenta la eficiencia financiero-fiscal.

El horizonte temporal de la inversión y, por tanto, de los objetivos, será una variable crucial a la hora de estructurar el patrimonio, ya que habrá planteamientos diferentes para un objetivo a corto plazo que para uno a largo plazo. Además, el horizonte temporal del objetivo de inversión podrá llegar a delimitar el perfil de riesgo de nuestro cliente.

Este perfil de riesgo nos dará la información necesaria para conocer la aversión al riesgo de nuestro cliente, o lo que es lo mismo, la máxima pérdida (perfil psicológico) que estaría dispuesto a asumir en el caso de tener un mal año de mercados. Esto nos permitirá delimitar la exposición a activos de mayor riesgo.

Por qué es importante tener un asesor financiero global

La vocación de todo banquero privado debe ser analizar la situación del cliente realizando una monitorización global de la cartera, tanto de sus activos financieros como empresariales o inmobiliarios y, una vez entendidos todos los puntos, desarrollar una estrategia de inversión que se adapte a sus necesidades concretas puesto que para determinados volúmenes de patrimonio las soluciones son complejas y diversas, por lo que la atención de un equipo de profesionales se vuelve imprescindible para proteger dichos patrimonios (por ejemplo, si un cliente es directivo de Microsoft y tiene un paquete importante de acciones de dicha empresa, no sería lógico no tener en cuenta dicha posición para su estructura financiera, y de esta manera diluir riesgos sectoriales).

Cuáles son los requisitos para ser cliente de banca privada

Los requisitos para poder acceder al exclusivo servicio de banca privada es tener un volumen de patrimonio considerable donde la barrera de entrada suele comenzar en los 300.000 euros de patrimonio financiero (acciones, planes de pensiones o fondos de inversión), para poder instrumentalizarlo de la manera más eficiente y que el servicio sea personalizado (huyendo de la banca comercial y la colocación de producto), donde los profesionales en esta rama tienen unos conocimientos técnicos amplios y específicos de la materia (por ejemplo, en atl Capital los banqueros privados precisan del certificado European Financial Advisor).

Productos financieros de la banca privada

Dentro de los vehículos para canalizar el ahorro existe una amplia gama a la cual atl Capital tiene acceso, seleccionando uno u otro únicamente en función de las necesidades de cada cliente.

De tal modo, el vehículo que solemos recomendar cuando el cliente es persona física es el fondo de inversión, por la diversificación que aporta a la inversión, tanto por número de posiciones y especialización de los gestores, como por la fiscalidad, estando exentas de tributación las plusvalías o minusvalías latentes a la hora de traspasar fondos.

De igual manera, también trabajamos con acciones directas, tanto nacionales como internacionales, y con ETFs (con alto expertise en el conocimiento de ETFs temáticos como pueden ser de Ciberseguridad u otras tendencias económicas).

Dentro de la intermediación directa, también podemos acceder a la compra de Renta Fija (por ejemplo, pagarés o bonos), ayudando a rentabilizar excedentes de liquidez en la tesorería de las compañías.

Por último, tenemos acceso a otros productos más concretos, normalmente para patrimonios elevados, como pueden ser la creación de SICAVs o la utilización de vehículos como Unit Linked.

En algunos casos, comercializamos productos de Private Equity para clientes con necesidades más sofisticadas.

jesus-morenoJesús Moreno es experto en mercados financieros.